Zumo 100% exprimido Vs. Zumo procedente de concentrado.

Si preguntamos al azar al colectivo de consumidores interesados por los zumos sobre los dos tipos de zumo, un gran número de ellos va a asociar esta pregunta a la famosa publicidad comparativa de Don Simón frente a Minute Maid y Granini. Esta modalidad de publicidad poco habitual impactó en su día a los espectadores con la comparación directa que Don Simón hacía con estos dos pesos pesados del sector, donde ponía de relieve que su producto era un zumo 100% exprimido mientras que Minute Maid y Granini fabricaban zumos y néctares respectivamente procedentes de concentrado. A partir de estos anuncios muchos consumidores empezaron a fijarse en la declaración que aparecía en el lateral del Tetra Brik, incluyendo esta característica entre los aspectos a considerar a la hora de decantarse por uno u otro producto durante la compra, porque a la vista de estos spots publicitarios era evidente que un zumo 100% exprimido era mejor que el zumo procedente de concentrado. Pero, ¿es realmente mejor un zumo 100% exprimido o un zumo procedente de concentrado?, y en tal caso ¿qué beneficios tiene respecto al otro?. Sigue leyendo