Lo que pagamos por lo que comemos II

El pasado 13 de octubre leía en el periódico El País de la mano del experto en política agraria Vidal Maté, que al fin los precios de la leche de vaca en origen estaban experimentando un sensible incremento como consecuencia de los acuerdos alcanzados en días previos en el Ministerio de Agricultura entre ganaderos, la industria y la distribución por el que, estos dos últimos se comprometían a dar un empuje a los precios de manera que el ganadero no se viera obligado a vender la leche por debajo de los costes de producción. Según el Autor por aquellas fechas, el precio mínimo que se estaba pagando al ganadero se había conseguido subir a la “friolera” de 0,28€/L cuando tan sólo unas semanas antes en algunas zonas de Galicia el precio de compra en origen había registrado mínimos de 0.259 €/L (NOTA: “Friolera” aquí se escribe entrecomillado por  lo insignificante de la cifra). Sigue leyendo